Blog de Daniel Vilalta

Nueva era

Salud y Enfermedad

Escrito por danielvilalta 21-09-2014 en Nueva era. Comentarios (0)

Salud y Enfermedad

Esta canalización se presentó ante una audiencia en vivo el 9 de Octubre de 2005, en Haaren, Holanda. La palabra hablada ha sido ligeramente corregida para facilitar su lectura.

Queridos amigos,

Les doy la bienvenida afectuosamente y les envío todo mi amor. Yo los amo a todos ustedes tan profundamente. Mi amor por ustedes no es del todo universal sino que también tiene un toque personal, porque a muchos de ustedes yo los he conocido cuando estuve aquí en la tierra entre ustedes.

Yo soy Jeshua. Yo he vivido en la tierra como Jesús y he estado entre la gente para dar evidencia del Amor que está disponible a todos ustedes, desde la Fuente que yace dentro de nosotros mismos.
Ahora, ha llegado el tiempo de que ustedes se hagan cargo de la antorcha. Ustedes son las semillas que germinan hoy. Éste es el significado del renacimiento de Cristo. No soy yo (aquel hombre que una vez vivió en la tierra) quien regresará, sino el poder universal de la energía de Cristo que está ahora naciendo dentro de ustedes. Yo estoy tan complacido de ayudarles en este proceso estando con ustedes de este modo.

Al comienzo de esta estación, Pamela y Gerrit me preguntaron qué tema me gustaría tratar y yo les dije: ‘eso no tiene importancia, yo sólo quiero estar con ellos’.
Yo quiero tocarlos a ustedes con mi energía y eso es suficiente para mí. Porque lo único que cuenta es que ustedes sientan la llama de claridad dentro de ustedes mismos, la llama de la verdad. Ésa es la esencia de la energía de Cristo.
Yo he sido un portador prematuro de esta llama, pero es tiempo de que ustedes lleven adelante esta antorcha. Es importante reconocer por dentro quiénes son ustedes. Ustedes llevan consigo esta llama y ustedes deben comprender que ha llegado el tiempo de mostrarla al mundo, porque el mundo la está esperando. Ésta es una época de transformación, de grandes cambios, que muestra muchas faces, tanto luz como oscuridad. El momento está listo para las personas que tienen un punto de vista neutral, para aquellos que pueden observar las olas de violencia y destrucción que pueden aparecer desde un estado de la mente calmo y pacífico, y para quienes son capaces de estar presentes en amor, sin juzgar.

Hoy hablaré sobre salud y enfermedad. Pero recuerden: lo que a mí básicamente me interesa es permitirles a ustedes sentir que yo estoy aquí. Permitirles a ustedes sentir que ustedes son iguales a mí y que yo soy igual a ustedes. Somos uno, somos portadores de una energía de Luz particular y hemos estado trabajando por mucho tiempo, durante muchas vidas, para arraigar esta energía y anclarla a la tierra. Éste es su trabajo. Ésta es su misión.

Ha llegado el tiempo de que me dejen de ver como a alguien a quien respetar. Yo soy un hermano y un amigo de ustedes, no un maestro a quien deberían seguir. Yo quiero rodearlos con las energías de amor y verdad. Esto es todo lo que yo puedo hacer. Ahora es su turno de sostenerse ustedes mismos y de permitir que brille la Luz de sus antorchas.

Salud y enfermedad….es un tema que se presenta en las vidas de todas las personas tarde o temprano.

Primero quiero contarles algo acerca del fenómeno enfermedad, acerca de lo que realmente significa.
Todas las enfermedades tienen un origen espiritual.
Quisiera explicarles esto haciendo una distinción entre los diferentes cuerpos que ustedes tienen. Además del cuerpo físico, visible a todos ustedes, también poseen un cuerpo emocional, un cuerpo mental y algo que ustedes pueden llamar un cuerpo espiritual.

La enfermedad comienza principalmente en el cuerpo emocional. Es desde aquí que ciertos bloqueos se establecen en el cuerpo físico, en el nivel material. Con frecuencia, las convicciones del cuerpo mental también contribuyen al desarrollo de bloqueos emocionales, y así a la generación de enfermedad. Estoy hablando de convicciones profundamente arraigadas o hábitos de pensamiento. A menudo, éstas son convicciones acerca de lo que está bien o mal con respecto a ustedes mismos.

Las críticas pueden literalmente crear un bloqueo en su sistema energético emocional. En esos lugares donde surge el bloqueo, donde a la energía emocional no se le permite fluir libremente, comienza a hacerse visible una energía oscura en el aura. Esta energía puede echar raíces en el cuerpo. Esto no tiene que ser así necesariamente, porque este proceso lleva mucho tiempo y hay suficientes oportunidades de volver las cosas a un equilibrio emocional, antes de que se despliegue la enfermedad (física). 

Por lo tanto, no le teman a los bloqueos emocionales. Hay tiempo suficiente para solucionar el estado desequilibrado. Sin embargo, es posible que a un cierto punto ustedes no sean capaces de manejar este bloqueo correctamente, o incluso sentirlo. Tal vez el bloqueo pasa parcialmente desapercibido para ustedes y ustedes están muy inconscientes de él. Si ésta es la situación, los síntomas físicos en realidad les ayudan a entrar en contacto con el bloqueo.
De este modo, los síntomas físicos o el dolor son el lenguaje del alma. El alma anhela una completa comunicación entre todas sus partes. El alma se siente feliz cuando hay un flujo libre de energía y una continua renovación de todos los aspectos de sí misma. Los bloqueos impiden que la energía fluya libremente y eso deprime al alma.

Así la enfermedad cumple la función de un indicador: les muestra a ustedes dónde están necesitando sanación. Aunque la enfermedad parece ser negativa, en el sentido de que ustedes son perturbados por toda clase de síntomas y dolores, la clave es interpretar a la enfermedad como un indicador o guía. Al hacer esto, se vuelve fácil cooperar con la enfermedad en lugar de resistirse a ella.

Ya que frecuentemente la enfermedad representa una emoción atascada la cual está (parcialmente) más allá del alcance de su propio horizonte, no siempre es fácil comprender dónde están representados la enfermedad o los síntomas. A veces parece muy difícil descubrir lo que el alma trata de decirles a través de una enfermedad específica. Entonces, ustedes necesitan ir adentro y examinarse minuciosamente, en el sentido de volverse conscientes gradualmente de la clase de energía que se manifiesta en la enfermedad, la señal que ustedes obtienen de la enfermedad y qué es lo que trata de decirles.

Esta comprensión con frecuencia es obstruida por el hecho de que ustedes están tan atemorizados de estar enfermos. La primer reacción a la enfermedad a menudo es una de negación o de resistencia. Ustedes más bien quisieran que la enfermedad desaparezca tan pronto como sea posible, porque los atemoriza. A ustedes les asustan el deterioro, la imperfección, el caerse a pedazos, y finalmente la muerte.
Esta reacción de pánico es lamentable ya que los aparta a ustedes de una perspectiva más amplia en cuanto a la enfermedad. Ustedes podrían considerar a la enfermedad bajo otra luz. También podrían experimentarla como un mensajero de cambio, como un retorno a algo precioso que ustedes han perdido.

Para comprender la ‘función de indicador’ de la enfermedad, es muy importante decir ‘sí’ a los síntomas y dolores que pueden desplegarse dentro de su cuerpo. Al decir ‘sí’, al aceptar el estado de su cuerpo físico, ustedes realmente han resuelto la mitad del problema. Aquí el problema no es la enfermedad misma, sino aquello que ésta representa, el/los bloqueo(s) implícitos. Al volverse hacia la enfermedad y decir ‘sí’ con su corazón y con su alma, ustedes ya habrán solucionado una parte del bloqueo incluso sin saber precisamente qué es lo que la enfermedad quiere decirles.

Sin embargo, este ‘decir sí’, esta actitud básica de aceptación, no es fácil para ustedes. Ustedes pueden encontrar resistencia (emocional o mental) que hace que se mantengan diciendo ‘no’ – a veces sutilmente y a veces obstinadamente – a lo que su cuerpo les está indicando. Frecuentemente, el cuerpo da indicios específicos. Por ejemplo, les hace sentir que ustedes deben hacer una pausa, abandonar ciertas tareas, ser más amable con ustedes mismos, etcétera. Aunque ustedes aún no saben cómo interpretar sus enfermedades desde un nivel espiritual, ustedes ya pueden ver muchas de estas indicaciones particulares con bastante frecuencia.

Pero si ustedes ignoran este lenguaje del cuerpo y se mantienen resistiéndose a la enfermedad, es muy difícil llegar a la esencia espiritual y significado de la enfermedad. Hay mucha ira y temor rodeándola. Ustedes sólo logran la verdadera libertad interior enfrentándose cara a cara con su enfermedad, con su dolor y aflicción, y también con sus sentimientos de temor y aversión. Abrácenlos y luego pregúntenles calmadamente y neutralmente: ¿qué es lo que quieren decirme?

En su sociedad no está manifestado el ser íntimo con su propio cuerpo. Hablarle a su cuerpo como a un ser que merece amor y respeto no está considerado como algo natural. En su sociedad se les dan muchas imágenes idealizadas acerca de cómo debería lucir su cuerpo, de qué implica tener salud y buenas condiciones físicas, lo que se debe y lo que no se debe beber y comer. En breve, hay toda clase de normas y estándares en cuanto a cómo debería ser una vida larga y saludable.

Pero todas estas imágenes idealizadas no tienen relación con el camino del alma. El camino del alma es sumamente individual. Por lo tanto, se les pide que sintonicen con ustedes mismos de manera sumamente individual para hallar la verdad en cuanto a la enfermedad, síntomas o tensiones que ustedes llevan consigo. Se les pide que renuncien a todas las ideas del mundo externo y que vayan en busca de su propia verdad en lo profundo dentro de ustedes.

Este es un gran desafío para ustedes, porque el temor y pánico que los apresa en caso de enfermedad, hacen que se desvíen fácilmente hacia las autoridades fuera de ustedes. Comienzan a ir en busca de autoridades externas que puedan aconsejarles y confortarles. Estas podrían ser un médico o un experto en tratamientos alternativos; esto básicamente no hace ninguna diferencia. La clave es que con el miedo ustedes en ese momento resignan su propia responsabilidad y la ceden a algún otro.

Por supuesto, que no hay nada malo en escuchar los consejos de un experto y muy a menudo esto es muy sensible. Pero luego es importante llevar este conocimiento adentro y sopesarlo con su propio corazón. Estimen el valor de este conocimiento. Sólo ustedes son los jefes, los maestros de su propio cuerpo, de su propia vida. Sólo ustedes, ustedes mismos, saben qué es lo mejor para su propio cuerpo. En el sentido más profundo de la palabra, ustedes son los creadores de su propio cuerpo.

Recobrar la intimidad con su propio cuerpo requiere práctica, no es algo evidente. No se resignen a esto tan fácilmente. Cuando estén tratando con tensiones persistentes o síntomas, traten de examinarlos nuevamente. Tómense un momento para relajarse y luego viajen con una consciencia neutral a los lugares de su cuerpo donde se manifiestan los síntomas o la energía de la enfermedad. Pídanle al dolor o a la enfermedad que tomen la forma de un ser vivo imaginario, de modo que ustedes puedan hablarle. Pídanle que aparezca como un animal, un niño o un ser humano. O pídanle que se muestre como un guía, en cualquier forma. ¡Usen su imaginación! La imaginación es un instrumento extraordinariamente valioso para descubrir los más profundos movimientos de su alma.

Si ustedes hacen esto, en cuanto noten que su cuerpo les responde – con imágenes o con sentimientos – podrán sentir alegría. Podrá haber ahí felicidad por el contacto recuperado, la intimidad recobrada. En cuanto se den cuenta de que ustedes son los únicos capaces de hacer esto, de que no hay nada o nadie más excepto ustedes quienes podrán llevar a cabo esta tarea de conocer su cuerpo a fondo desde adentro, se sentirán confiados en ustedes mismos otra vez. Esta confianza en sí mismo hace que sea más fácil para ustedes sentir lo que la enfermedad trata de decirles. Les impide ignorar las respuestas que reciben desde su ser interior, debido a ideas mentales o a ideas ajenas. La intimidad con su cuerpo es algo sumamente bueno, en todas las circunstancias, pero particularmente cuando el cuerpo muestra enfermedades o síntomas.

El medio para permitir que su cuerpo hable es el amor. Ustedes no fomentan la comunicación con su cuerpo cuando tratan de eliminar la enfermedad repitiéndose a sí mismos ardientemente afirmaciones de sanación o visualizaciones. Ésta sigue siendo una forma de lucha o de resistencia. La clave es que ustedes lleguen a entender el significado de las partes enfermas de su cuerpo. Si ustedes comprenden esto, esto puede ser transformado y los bloqueos emocionales pueden ser removidos. Así es como funciona el proceso de sanación; no luchando con la enfermedad, de un modo u otro, sino aceptándola como a un amigo que quiere mostrarles la dirección correcta. Esto es difícil de entender, porque la enfermedad los atemoriza y los angustia. De cualquier manera, aceptar su enfermedad es el único modo, el único camino hacia la Luz. La enfermedad quiere llevarlos de vuelta a casa.

El propósito de la enfermedad es obtener una mejor y más profunda comprensión de ustedes mismos. El resultado puede ser la recuperación física. Pero esto no siempre funciona así. La enfermedad no siempre desaparece en cuanto descienden a la raíz del bloqueo emocional.

Llegado a este punto, quisiera decir unas pocas palabras acerca de las enfermedades crónicas e incurables (terminales).

En caso de enfermedad crónica hay problemas físicos persistentes que hacen recidivas. Los síntomas se repiten, especialmente durante los períodos vulnerables, en los cuales ustedes más o menos pierden contacto con su ser interior. Esto puede ser totalmente desmoralizante. Por lo tanto, yo les pido que consideren a la enfermedad desde una perspectiva más amplia. No traten de echar a la enfermedad continuamente. Traten de verla como a un huésped bienvenido.

Las personas con enfermedades crónicas emprenden una ardua tarea. Al nivel del alma, ellos han estado de acuerdo en confrontar los miedos que aparecen en el contexto de su enfermedad, y en enfrentar las imágenes idealizadas de cómo uno debería desempeñarse en la vida. Asumir este desafío demuestra un enorme coraje.

Con frecuencia sucede que un alma elige una enfermedad crónica para resolver un problema específico de un modo muy enfocado. La enfermedad cada vez les refleja a ustedes determinadas emociones. Hay un patrón emocional que acompaña a la enfermedad. Tratar con estas emociones una y otra vez es una tarea totalmente pesada, pero acarrea muchos frutos para el alma.

Muy frecuentemente estas vidas tienen una gran profundidad y una riqueza interior que no siempre es percibida por los demás. Por lo tanto, no es sustentador luchar constantemente o esperar un adelanto en las condiciones médicas. El hecho es que la enfermedad suele avanzar en un movimiento en espiral, haciendo movimientos circulares hacia arriba hacia un nivel más elevado, aunque aparentemente ustedes recaigan en los mismos síntomas cada vez. Así no es como trabaja el nivel espiritual. En este nivel ustedes no retroceden sino que incluso alcanzan una profundidad mayor en tratar con las emociones que posiblemente hayan sido pasadas por alto durante vidas anteriores.

Esto también se aplica a los defectos físicos congénitos o hereditarios. En cuanto a esto ustedes a veces hablan de karma, pero yo soy cuidadoso con este concepto, porque ustedes tienen una tendencia a  asociar karma con delito y castigo. Así no es como trabaja esto. El alma tiene el sincero deseo de conocerse al máximo y ser libre. Este es su deseo más profundo. Partiendo de este ardiente deseo, ella a veces toma a su cargo dolencias, enfermedades y defectos físicos que les ayudan a alcanzar sus objetivos. Ciertamente no es una cuestión de pagar sus deudas. Es un profundo intento de liberarse, y a veces el mejor modo de obtenerlo es experimentando circunstancias (extremadamente) difíciles dentro de su propio cuerpo. Por esta intención nosotros solamente podemos tener el mayor respeto. Especialmente en su sociedad, en la cual se estiman las imágenes ideales inhumanas de cómo ser funcional, útil, bello y exitoso. Estos conceptos idealistas hacen que sea incluso más difícil vivir su vida con un impedimento y de todos modos experimentarla como significativa y alegre.  

Son aquellos entre ustedes quienes tienen coraje los que asumen tales vidas enfermizas. Ellos también irradian una clase de claridad y dignidad a aquellos cuyas vidas pueden pasarse por alto fácilmente. Cuando ustedes son exitosos de acuerdo a los estándares prevalecientes de la sociedad, generalmente es más difícil dilatarse en quiénes son ustedes realmente y cuáles son sus motivos en la vida. Especialmente aquellos que están enfermos y débiles tienen una función de ‘indicador’ hacia estas personas. Ellos son una ‘guía’ hacia la verdad y la claridad. Porque la verdad no implica perfección, sino amor y aceptación por todo lo que hay.

Finalmente, quiero decir algo sobre las enfermedades terminales, incurables. A veces, va a ser evidente que alguno no va a sobrevivir más a la enfermedad. El cuerpo gradualmente sucumbe a la enfermedad. El ‘marco terrenal’ no persiste. A ese grado, ¿qué hace el alma que se halla dentro del cuerpo? Mientras se mantengan resistiéndose a la enfermedad, ustedes no podrán establecer contacto con su alma, con su conocimiento interior que les dice que es hora de decir adiós. A veces ustedes perciben de antemano que tienen que partir, pero la idea los afecta con tal horror y pena que continúan luchando. Ustedes están impacientes esperando aquella nueva medicina ha ser lanzada, o están esperando otro tratamiento en un futuro cercano que pueda ser efectivo.
Esto es totalmente entendible y yo ciertamente no quiero condenar esta actitud, pero ustedes se lastiman terriblemente de esta manera. Si ustedes sueltan y permiten que la muerte se acerque, notarán que la muerte no es un oponente, sino en cambio un amigo. La muerte los libera de la lucha.

Si ustedes acompañan a aquello que la muerte quiere decirles, ustedes pasarán por varias etapas antes de que esté teniendo lugar el verdadero proceso de morir. Estas etapas tienen que ver con una liberación gradual de todas las cosas terrenales: de sus seres queridos, de sus ambientes (terrestres), de sus sentimientos con todo aquello que ustedes observan a su alrededor. Este es un proceso hermoso, natural.

Sería una lástima ensombrecer este proceso con una actitud de lucha, en la cual ustedes tratan de agarrarse bien a la vida a cualquier costo. A menudo, el cuerpo ya se ha vuelto tan frágil para ese entonces que ya no vale la pena vivir. Déjenla ir. La muerte es un liberador, quien está ahí para servirles. La muerte no es su enemigo. La muerte les trae nueva vida.

Cuando ustedes estén con alguien que tiene una enfermedad incurable y ustedes sientan que él sabe que va a morir, traten de hablarle acerca de esto suavemente y cuidadosamente. Es un alivio para la persona que pasa por esto. La cosa más valiosa y más preciosa que ustedes pueden hacer por una persona agonizante es sentarse cerca de él y sostener su mano. No hay nada más que ustedes necesiten saber o ser capaces de al acompañar a una persona que está muriendo.

La atención a los enfermos terminales es muy importante en su sociedad. Algún día, todos ustedes se enfrentarán con esto dentro de su propia familia o dentro de su círculo de relaciones. Simplemente estén presentes con la persona que va a morir y sientan el viaje que está llegando. Sientan el momento extraordinario, poderoso en el cual el alma deja el cuerpo y regresa a los otros reinos, a su hogar.

No consideren a la enfermedad que conduce a la muerte como a un enemigo con quien ustedes van a perder al final. No es una batalla. Muy frecuentemente, la muerte viene a liberarlos de incluso más dolor y sufrimiento. Ustedes ciertamente no son un perdedor. Ustedes simplemente continuarán su camino de otra manera.

A veces, hay asuntos particulares que a ustedes les habría gustado vivir o haber superado durante esta vida, los cuales no pueden ser concluidos. Esto puede afligirlos, y no sólo a ustedes sino también a aquellos que están detrás. No obstante, yo les pido que dejen esto en paz, porque hay una sabiduría interior trabajando que los guía y que los reunirá a ustedes y a sus seres queridos en nuevas y mejores circunstancias. Algún día ustedes estarán juntos otra vez y celebrarán la vida.

Hoy, mi mayor petición con respecto a la enfermedad realmente es: abracen a su enfermedad. Rodeen a la enfermedad con amor y consciencia y dejen que ésta los lleve a una comprensión más profunda de ustedes mismos. Confíense a la enfermedad y permítanse entrar en una comunicación más profunda con ustedes mismos. Rendirse no significa ser pasivo o cruel con su enfermedad, sino cooperar con ella de un modo activo, como un amigo.

Yo los abrazo a todos ustedes con mi amor y les pido que hoy sientan mi presencia, la energía de Cristo. Sientan el amor, disponible a todos ustedes, tanto en la salud como en la enfermedad. Hay tanto amor por todos lados alrededor de ustedes y disponible a todos ustedes, en cuanto liberan sus críticas. Críticas acerca de lo que merecen o no merecen, acerca de lo que están haciendo bien y de lo que están haciendo mal, acerca de todas las cosas que ustedes aún tienen que hacer y lograr. Liberen. El Amor está presente aquí y ahora, para todos ustedes.


Trabajo, Dinero y Creatividad

Escrito por danielvilalta 21-09-2014 en Nueva era. Comentarios (0)

Trabajo, Dinero y Creatividad

El flujo de lo natural y el flujo de lo suficiente

Esta canalización se presentó ante una audiencia en vivo el 5 de Junio de 2005, en Haaren, Holanda. La palabra hablada ha sido ligeramente corregida para facilitar su lectura.

Queridos amigos,

Es con alegría y afecto que hoy estoy entre ustedes. Yo los conozco tan bien y me parece que los hubiera conocido ayer. En los reinos en los que yo resido el tiempo no es tan importante. Yo los reconozco a ustedes muy bien, aunque su manifestación, su apariencia física, es diferente a la de la época en la que yo los conocí.

Yo soy Jeshua. Yo he vivido en la tierra en un cuerpo humano, como Jesús. Yo he sido un ser humano entre personas exactamente igual que ustedes. Nada de lo humano me es extraño. Es desde esta experiencia con la existencia humana que yo vengo a ayudarlos a ustedes con su propio desarrollo, con su nacimiento en la Nueva Era. La Nueva Era está en camino. En estos días está ocurriendo una transformación con la cual todos ustedes sienten un fuerte vínculo.

Quiero contarles algo más acerca de mí. En la tierra, yo fui un ser humano de carne y hueso y yo había formado un canal con la energía de Cristo. La energía de Cristo estuvo fluyendo hacia fuera a través mío y esa fue mi contribución esencial a la tierra en aquella época. Pero la energía de Cristo no es solamente mía; pertenece a todos ustedes. Todos ustedes están plantando una semilla, trayendo una parte de esa energía aquí a la tierra hoy, y en eso se halla su mayor realización.

Sin embargo, esta transformación de lo Viejo a la Nueva Era, desarraiga y agita muchas cosas. El área del trabajo y del dinero está muy involucrada en este ‘desarraigo’, porque es precisamente un área en la cual las viejas energías están particularmente activas. Ustedes podrían caracterizar esto como las energías del poder y del ego.

Las viejas energías han estado tan fuertemente activas dentro de este campo que ustedes pueden encontrarse con que es totalmente difícil tener una actitud equilibrada en los asuntos de trabajo y dinero. En su trabajo, en la organización o empresa para la cual ustedes trabajan o con las personas que son sus colegas, ustedes se enfrentan con la sociedad. Muchas veces ustedes se preguntan: ¿cómo me las arreglo con energías con las que no tengo afinidad y sin embargo están rodeándome todos los días? En este choque de lo viejo y de lo nuevo a ustedes les gustaría saber cómo tratar con esta fricción.

Basándonos en los centros de energía en su cuerpo, me gustaría dilucidar este tema un poco más.

El aura, que pertenece a cada ser humano, contiene siete chakras o centros de energía. En el plexo solar, el tercer chakra (cerca del diafragma o del estómago), está localizado el deseo. Es en este centro del deseo personal que se sitúan el poder y la ambición. En la era de la vieja energía, el ser humano de antaño, las personas han estado viviendo en exceso desde este centro. Esto ha tenido que ver con una actitud de ser muy aficionado a ganar, o de poner primero los propios intereses y de luchar a expensas de los demás. Una actitud como ésta con frecuencia nace del miedo y de un sentimiento de estar perdido. No es mi propósito establecer juicios sobre estas energías. Yo sólo quiero mencionar que a menudo ellas están activas en el plexo solar, el tercer chakra.

Un chakra más arriba encontramos el centro del corazón. El corazón los conecta a ustedes con su origen más elevado, con esferas de energías en las cuales ustedes alguna vez han residido y desde la cuales traen consigo ideales que contrastan agudamente con las energías del poder y del ego.

Ahora, lo que sucede en la actual transformación de la consciencia es un pasaje de un lugar a otro del volante desde el plexo solar al corazón. Esto no significa que el plexo solar debería ser abandonado o dejado totalmente a un lado. No es verdad que ustedes deberían ‘librarse del ego’. Es más una cuestión de pasar de un lado al otro el volante conductor hacia otro nivel del ser, y al hacer esto, basar su vida en la energía del corazón. De un modo u otro, todos ustedes están buscando lograr esto, ya sea en su vida personal o específicamente en el campo del trabajo y de la creatividad. Todos ustedes sienten un parentesco con el cambio hacia la energía del corazón. Todos ustedes intuyen que de ese modo pueden vivir su vida con mucha más alegría y tranquilidad.

Con respecto a la pregunta: ¿cómo trato con las energías basadas en el ego? (en ustedes y en otros), el paso esencial que se les pide que hagan es conectar, desde el corazón, con las energías del plexo solar (el deseo y el ego) y guiarlas de un modo amoroso y afectuoso. Es la conexión entre el corazón y el plexo solar (en términos generales entre los chakras ubicados en la parte superior y los chakras ubicados en la parte inferior) lo que les provee a ustedes de abundancia en el campo del trabajo, de la creatividad y del dinero.

Ahora, ¿cómo saben ustedes si actúan desde su corazón o desde su miedo o ego? Me gustaría darles algunas pistas sobre cómo reconocer la energía del corazón en medio de un ambiente en el cual esta energía no es dominante.
Ustedes están acostumbrados a luchar y a pelear por las cosas que quieren. Especialmente en el área del trabajo, hay mucha competencia y lucha egoísta. Con frecuencia, ustedes tienen que ser alguien que no son para obtener reconocimiento, mientras que su corazón dice que no debería ser así. El corazón añora una clase de presencia mucho más natural. Este deseo está fuertemente presente en todos ustedes. Por lo tanto, me gustaría explicarles cómo trabaja la energía del corazón y cómo pueden ustedes reconocerla.

La energía del corazón no ejerce presión y es muy suave y tierna por naturaleza. Ella les habla a ustedes a través de la intuición. El corazón da suaves codazos y sugerencias y nunca les dirá algo que está cargado emocionalmente con miedo o presión.

Por lo tanto, al primer flujo de energía del corazón me gustaría llamarlo el flujo de lo natural.  En su vida cotidiana, ustedes claramente pueden notar si las cosas marchan suavemente y encuentran su modo natural o si ustedes repetidamente encuentran resistencia a algo que tratan de lograr. El último caso significa que ustedes no están – o  no están completamente – en armonía con su energía del corazón. El secreto de la energía del corazón es que ella realiza milagros, no con fuerza, sino con serenidad y ternura.

Atreverse a seguir su intuición es una de las formas más importantes de entrar en armonía con el flujo de energía del corazón, al cual yo llamo ‘el flujo de lo natural’. Seguir su intuición en el contexto del trabajo y de la creatividad, donde esta energía no es evidente, crea posibilidades y oportunidades que ustedes no esperan. Esto los traerá más cerca del hogar, queriendo decir que los traerá a lugares a los cuales ustedes pertenecen con su energía.

Cuando haya problemas, por ejemplo un conflicto en el trabajo, y ustedes sientan que no están en el lugar correcto en ese ambiente de trabajo, tómense un momento de silencio. Vayan completamente adentro, hagan contacto con su corazón, la fuente de su mayor creatividad, y pídanle a su intuición que les diga qué es lo correcto hacer en ese momento. No traten de basar sus acciones en opiniones externas, en modelos sociales de comportamiento que, especialmente en el campo del trabajo, pueden ser agobiantes. La consciencia social o colectiva que dicta conductas aquí está fuertemente basada en el miedo: miedo a ser menospreciado, miedo a fallar, y miedo a la falta de dinero o abundancia material. Todos esos miedos podrían ensombrecer a su intuición y aún así hay una voz interior que les dice a ustedes qué es lo que podría ser bueno para ustedes en ese momento. La clave es atreverse a escuchar a esta voz y ustedes verán que ella surgirá con genuinas respuestas.

En esta situación, los sentimientos de desconfianza en sí mismo pueden bloquearlos, y pueden impedirles confiar completamente en el camino espiritual que es exhibido para ustedes. Por camino espiritual, quiero decir la trayectoria de experiencias que los pone a ustedes en contacto con su fuente creativa más elevada, las energías creativas que quieren fluir hacia fuera a través de ustedes. Estas energías ya están presentes. La clave es realmente escuchar a sus propios sentimientos y deseos y seguir las indicaciones de su corazón sobre cómo pueden ustedes realizarlos del mejor modo.

Ustedes han alcanzado el final del miedo en el área del plexo solar. Están resueltos a renunciar a esta forma de ser y todos ustedes están altamente motivados a conducir su creatividad desde el corazón. Yo les pido que confíen en ustedes mismos en esta etapa y que continúen por este camino, porque ustedes ya traen consigo una nueva energía a este mundo, la cual es de gran valor. Esta energía a menudo realiza cambios sin que ustedes lo sepan: ustedes hacen más bien de lo que se dan cuenta. Ustedes ayudan al nacimiento de la nueva era, al confiar en el flujo de su corazón y atreviéndose a seguir el flujo de lo natural. Por lo tanto, no tengan dudas y continúen por su camino.

La energía del corazón es mucho más tranquila y tierna que las energías totalmente brutales o turbulentas que  a menudo dominan el campo del trabajo. Por esta razón, se requiere coraje y fuerza para permanecer centrados en el corazón, cuando ustedes están rodeados por esas energías basadas en el ego. Pero yo les digo: seguir el flujo del corazón finalmente los conducirá a posibilidades creativas que son totalmente reales y prácticas, y les traerá abundancia en el nivel material. Confiarse a ustedes mismos a este flujo es un acto de lucha y de coraje.

Ahora quisiera decir algunas cosas acerca del dinero. En su sociedad, la gente espiritual o idealista hace un problema del dinero. El dinero es pecaminoso, una energía inferior. Este es el resultado del hecho de que ustedes han llegado a asociar al dinero con el poder y la riqueza a expensas de los demás. El dinero prácticamente ha llegado a ser sinónimo de poder. Esta asociación es una de las razones por las cuales el flujo de la abundancia material ha sido bloqueado en su campo de energía.

Pero el dinero es inocente. El dinero es un flujo de energía que realmente encierra en sí pura potencialidad. El dinero ofrece oportunidades, el dinero es potencialidad; no hay nada malo en esto. Ni es el caso que al recibir dinero ustedes actúan a expensas de los demás. Con el dinero son capaces de crear cosas que benefician a otros. Bajo este respecto recibir dinero es crear más. Esta espiral creativa siempre genera también un flujo de dar, de modo que el dar y el recibir estén equilibrados. Este es el modo del corazón. Por lo tanto, no teman recibir dinero.

Ustedes pueden no ser conscientes del hecho de que están bloqueando el flujo del dinero, de que tienen una tácita aversión por el dinero. Tómense un tiempo para examinar sus pensamientos y emociones con respecto al dinero y fácilmente podrán ver cómo ellos están obstruyendo el flujo de la abundancia en su vida. A menudo existe el aspecto de no permitirse a ustedes mismos tenerlo. Además, tienen ideas negativas acerca de qué es el dinero y qué es lo que representa. Especialmente los Trabajadores de la Luz, almas con un gran sabor espiritual, asocian dinero con lo bajo, con lo trivial, lo cual tiene que ser trascendido. Aquí están activas muchas convicciones pertenecientes a épocas de vidas de austeridad y abstinencia en el mundo material. Vidas que a menudo se han pasado en soledad, apuntadas solamente a la liberación espiritual. La energía de estas vidas aún resuena por todo su campo de energía. Esto da como resultado una clase de ‘rigor’ que los está limitando.

La abundancia material es algo natural: ¡ustedes están destinados a disfrutar de la vida en la tierra! Es algo natural amar a la tierra y a todo lo que se les ofrece, complacerse con las cosas preciosas y encantadoras. Amar a la tierra y a la realidad material crea un flujo de abundancia. La tierra quiere proveerles todo lo que ustedes necesitan, no sólo crecer y evolucionar como un ser espiritual, sino también simplemente disfrutar de la vida como un ser humano.

Por lo tanto, por favor, consideren su actitud hacia la abundancia material al nivel más profundo, y sientan cómo este flujo les ofrece la posibilidad de construir una nueva tierra, de cumplir sus sueños en el plano más denso de la realidad. Este no es el momento de apartarse de la sociedad, de meditar solos en la cima de una montaña. Es el momento de participar. Es el momento de permitir que su energía fluya en este mundo y de recibir libremente todo lo que vuelva a ustedes en recompensa. No tengan miedo de recibir abundancia. Honrar su propia entrada, recibir lo suficiente a cambio de sus esfuerzos, es parte de ser un ser humano espiritual bien equilibrado.

Quisiera decir algo más acerca de la palabra ‘suficiente’.
Yo les dije que la energía del corazón está caracterizada por ‘el flujo de lo natural’. Cuando las cosas salen bien y aparecen espontáneamente en su camino, ésa es la señal de que ustedes se mueven con el flujo de su corazón. Otro flujo de energía que pertenece al corazón es el flujo de lo suficiente. ‘Suficiente’ significa: todo lo que yo necesito aquí y ahora está disponible para mí y yo lo disfruto. Vivir en el flujo de lo suficiente significa que ustedes con frecuencia se sienten satisfechos y agradecidos con todo lo que tienen. Ustedes se sienten alimentados por aquello que los rodea en el nivel material, emocional, mental y espiritual. Eso es la abundancia. Eso es tener lo suficiente.

La cuestión con la abundancia material es que la cantidad (lo mucho o lo poco que ustedes tengan) no está necesariamente relacionado con la cantidad de placer que experimentan. El punto clave es descubrir la clase de abundancia material que los hace sentir satisfechos y completos. Para algunas personas, esto podría significar vivir independientemente en una cabaña apartada donde puedan disfrutar de la naturaleza al máximo. Para otros, esto implica un lujoso departamento en una localidad donde ellos puedan disfrutar de la actividad y del bullicio de la ciudad. No hay juicio sobre esto desde nuestro lado, desde Dios o desde el Espíritu.

La clave es encontrar el flujo que los hace felices a ustedes, que les da a ustedes el sentimiento de que viven la vida al máximo. Ése es el flujo de lo suficiente. Lo ‘Suficiente’ es un sentimiento, no es una cosa.

Cuando ustedes se sientan fuera de éste flujo, échenle una mirada a todas las cosas que los rodean ahora e interpreten esto como un mensaje energético para ustedes mismos. ‘Así es como yo creo la realidad ahora’. No se juzguen. Luego sientan la energía de su ambiente actual – ya sea su casa, su vida social o su trabajo – y comparen esto con los deseos que sienten en su corazón. Al hacer esto ustedes se vuelven conscientes de la ‘falta’, de aquello que no está ahí. No se dilaten en la insatisfacción. Este no es un ejercicio para hacerlos sentir mal. El propósito es que ustedes se permitan sentir profundamente por dentro de que hay cosas que querrían traer a su vida. Esta comprensión silenciosa es el imán más grande para el cambio. Ustedes no tienen que actuar sobre esto. El conocimiento de qué es lo que ustedes desean es suficiente. No es necesario empujar para el cambio en el nivel material. La clave es sentir profundamente (pero no emocionalmente) qué es lo que ustedes anhelan y luego dejar esto en las manos de su corazón. Sólo libérenlo y confíen. Las cosas comenzarán a cambiar en sus vidas. Tal vez los viejos modelos, los trabajos, las relaciones desaparecerán primero. Ustedes pueden confiar en que lo que están perdiendo aparecerá luego espontáneamente en su camino. Entrará a su vida con suavidad y elegancia. Es su honestidad y coraje, su ‘permanecer leal a los anhelos de su corazón’, lo que les traerá la ‘realidad de lo suficiente’.

Hay suficiente para todos ustedes. ‘Suficiente’ es el estado natural del ser. Todos ustedes están aquí para experimentar lo suficiente; el flujo de lo suficiente está disponible para todos ustedes. No tiene ningún sentido conformarse con menos. No es verdad que ustedes se volverán mejores (mentalmente o espiritualmente) por medio de la abstinencia o de la pobreza auto-impuesta. Podrían incluso desarrollar sentimientos de amargura o de hostilidad debido a esto. Por favor no traten de buscar alguna clase de justificación espiritual para su falta de abundancia. Todos ustedes están aquí para disfrutar de la vida al máximo, para permitir que su energía creativa fluya en el mundo y para recibir riquezas en retribución.


La Nueva Tierra II

Escrito por danielvilalta 21-09-2014 en Nueva era. Comentarios (0)

La Nueva Tierra II

El ciclo planetario

Todo lo que es, evoluciona en Ciclos, ya sean planetas o humanos.
El hecho de bajarse del ciclo kármico en un determinado tiempo no es una excepción para (grupos de) almas individuales. Lo que hace especial a esta era, sin embargo, es que la tierra misma está completando un mayor ciclo kármico. La tierra está involucrada en una transformación interna lo cual dará como resultado un nuevo tipo de conciencia en su ser como planeta. Sin importar en qué punto estén las almas individuales dentro de su propio ciclo, el proceso de transformación de la tierra, las afectará.
La tierra es su hogar. Comparen esto con la casa en la que ustedes viven. Imaginen que está siendo reconstruida. Esto afectaría mucho su vida diaria. Dependiendo del estado de su mente, experimentarán esto como un cambio bienvenido o como un evento desordenado y molesto. Si ustedes estaban planeando e interesados en reconstruir su casa de todos modos, ustedes estarían ‘sincronizados’ con los cambios y podrían seguir la corriente. El proceso de transformación de la tierra va a sostener y aumentar sus procesos de transformación personales. Si ustedes todavía no quieren reconstruir su casa para nada, se sentirán frustrados por el caos alrededor de ustedes. Los cambios internos de la tierra los desequilibrarán. Para aquellos que dan la bienvenida a los cambios internos de su planeta tierra, estos serán tiempos extremadamente poderosos. Ustedes serán elevados por la corriente de Luz que actualmente está inundando su universo.

Actualmente, la tierra casi se quiebra debajo de la carga kármica de la humanidad.  La negatividad y la violencia que se esparce desde ésta carga kármica, forma una clase de desecho energético que la Tierra apenas es capaz de procesar (neutralizar e integrar). Enfoquen su conciencia por un momento en el corazón de la tierra. Relájense y enfóquense.....¿pueden sentir algo ahí? ¿Pueden sentir cómo la tierra  se desgarra? ; hay demasiada violencia sobre ella. La tierra está sintiendo impotencia y resistencia al mismo tiempo. Ella está al borde de crear una nueva base para su ser. La tierra va a liberar las energías de lucha, competición y drama: en niveles internos y externos. La nueva base que se está esbozando dentro de ella es la energía del corazón, la energía de equilibrio y conexión: la energía Crística viviente. 

La tierra, exactamente igual que la humanidad, está implicada en una experiencia de aprendizaje. Exactamente igual que la humanidad, su conciencia está evolucionando y transformándose a sí misma. Como sucedió con la humanidad, su viaje comenzó desde un cierto tipo de ignorancia o inconsciencia acerca de su propio ser.
La tierra alguna vez fue un ‘planeta oscuro’, que absorbió o tragó las energías que la rodeaban. Ella tomaba las energías o seres que encontraba y los asimilaba completamente: ella les quitaba su singularidad y en cierto sentido los ‘mataba’. Esto surgía de su deseo de expansión. La tierra de algún modo sentía una falta o insuficiencia dentro de ella, que interpretaba como una necesidad de conquistar o asimilar otras energías. Ya que la tierra no daba nada a cambio a estas energías, no había en realidad una interacción entre ellos. Era un proceso mortal y silencioso.

En un cierto tiempo, la tierra se dio cuenta de que éste proceso no la satisfacía más. Ella sintió que algo faltaba en este modo de alimentarse a sí misma. Su sensación de insuficiencia no era aliviado por éste.
Su impulso a expandirse no se satisfacía matando energías.
En ese momento, dentro de la conciencia de la tierra nació el deseo de vivencias, de Vida. La tierra no fue completamente consciente de esto. Ella sólo supo que quería algo más, algo nuevo, una clase de interacción con otras energías que no terminaran con la reducción de aquellas energías en energía terrestre. Dentro de la conciencia terrestre se creó un espacio para la experiencia de algo diferente a ella misma.
Energéticamente esto significa el comienzo de la vida en la tierra.
Es una ley cósmica que todos los deseos profundamente sentidos finalmente crearán los medios para su realización. Los deseos, que esencialmente son una mezcla de pensamiento y sentimiento, son energías creativas. Esto se sostiene para planetas tanto como para personas. Dentro de la tierra como un planeta había asomado un anhelo, un anhelo de experimentar la vida. Un anhelo de preservar y apreciar la vida, en lugar de destruirla.
Y así sucedió.
Cuando la vida llegó a la tierra, la tierra misma comenzó a florecer. Ella entró en un nuevo dominio de experiencias, que la colmó con una sensación de sorpresa y satisfacción. Ella se sorprendió de que aquel simple anhelo, aquella necesidad apenas percibida, pudiera traer  tan grandes y nuevos desarrollos.
Sobre la tierra se desplegó un gran experimento de formas de vida. Muchas formas de vida fueron inducidas a manifestarse sobre la tierra y a experimentar con las energías presentes. La tierra se volvió un nuevo lugar de procreación. Hubo libertad para explorar nuevos caminos, nuevas posibilidades. Fue y aún lo es libre albedrío para todas las criaturas. 

Con la creación de la vida, la tierra y las criaturas vivientes en ella, comenzaron a seguir una cierta línea de desarrollo interior. Este camino de experiencia tuvo su propio tema central: el equilibrio entre dar y recibir. 
Al nivel interior de conciencia, la tierra había luchado por eones de tiempo para encontrar el equilibrio indicado entre dar y recibir. Como planeta, la tierra da y recibe vida. En el ‘período oscuro’ de la tierra, la etapa en la cual ella absorbía y liquidaba energías, el acento fuerte estuvo en ‘recibir’. 
Actualmente, ella se ha inclinado hacia el otro extremo: dando hasta el límite de lo que puede dar. 
La tierra ha tolerado violencia y explotación por la humanidad por mucho tiempo, porque esto fue en algún sentido apto karmicamente. La tierra tuvo que explorar el otro lado de poder y opresión. Sus acciones como ofensor incitaron la experiencia opuesta de ser víctima, como un boomerang. Así es como funciona el karma. No es una cuestión de castigo. Para realmente entender y terminar con el tema del poder, ustedes tienen que experimentar ambos lados del mismo. Con cualquiera que ustedes peleen o quieran infligir poder sobre él, ustedes tendrán que encontrarse nuevamente, como víctima u ofensor, hasta que ustedes reconozcan que ambos son UNO, ambas partes de una energía divina. 
Entonces, la despiadada explotación de la tierra en estos tiempos es, en algún sentido, karmicamente adecuada, ya que ha provisto a la tierra de una oportunidad para llegar a un completo entendimiento del equilibrio entre dar y recibir.

De todos modos, los límites dentro de los cuales el desacato y la explotación son karmicamente adecuados son tomados en cuenta. La tierra ha alcanzado su entendimiento del equilibrio y está completando su ciclo kármico de conciencia. Ella ha logrado ahora un nivel de amor y conciencia que no tolerará el abuso humano por mucho más. Este nivel de conciencia hará que ella atraiga energías de la misma mentalidad, las cuales saboreen armonía y respeto, y repelerá energías con intenciones destructivas. 
Ha llegado el tiempo para un nuevo equilibrio entre dar y recibir. En la “nueva tierra”,  habrá paz y armonía entre el planeta tierra y todos los que vivan en ella: hombre, planta y animal. La armonía y conexión sincera entre todos los seres será una fuente de gran alegría y creatividad. 
La transición desde la vieja tierra hacia la nueva tierra es un proceso que no está fijo en tiempo y características. Depende más de las elecciones hechas por la humanidad, de las elecciones hechas en este momento por todos ustedes como individuos. 
Muchas predicciones se han hecho y se hacen acerca de este tiempo de transición. El hacer tales predicciones siempre es una cuestión dudosa. Lo importante es que: su realidad materialmente visible es una manifestación de sus estados internos, colectivos de conciencia. La conciencia es, como lo expusimos al comienzo (ver La Nueva Tierra I), libre y creativa. En todo momento, ustedes pueden decidir cambiar su futuro pensando y sintiendo diferente. Ustedes tienen poder sobre sus pensamientos y sentimientos. En todo momento, ustedes pueden decir ‘no’ a los pensamientos o sentimientos restrictivos y destructivos. Esto cuenta para ustedes, como individuos, pero también sirve para grandes grupos de personas. 
Cuando un considerable grupo de individuos elige libertad y amor, sobre el odio a sí mismos y la destrucción, entonces esto se manifestará por sí mismo en la realidad material. La tierra reaccionará a eso. Ella es sensible a lo que tiene lugar dentro de las personas. Ella responde a sus movimientos internos. 
Con esto, quisiéramos recalcar, que nadie, ni siquiera ‘de nuestro lado’, es capaz de realizar predicciones precisas acerca del modo en que la Nueva Tierra nacerá. 
Queda claro, de todos modos, que el grupo de almas que ahora están completando su ciclo kármico (ver La Nueva Tierra I) está estrechamente conectado energéticamente a la Nueva Tierra. Estas personas, quienes frecuentemente se sienten profundamente conectadas a los ideales incluidos en la Nueva Tierra, tendrán hermosas oportunidades de crecimiento y liberación, debido a la coincidencia de los ciclos planetarios y personales. 

En nuestra próxima serie de lectura, la serie de los Trabajadores de la Luz (Ligthworkers), hablaremos acerca de este grupo de almas en particular. Ellos generalmente son llamados Trabajadores de la Luz, y nosotros también usaremos ese nombre. Sus razones para encarnar durante esta época de transición no son casuales. Ellos están profundamente conectados con la historia de la tierra. En nuestras próximas series, describiremos los rasgos psicológicos que poseen la mayoría de los Trabajadores de la Luz. Hablaremos acerca de su historia, sus raíces galácticas y su misión en la tierra. Discutiremos en detalle las etapas de crecimiento interior que están involucradas en la liberación de uno mismo del ciclo kármico. 


La Nueva Tierra I

Escrito por danielvilalta 21-09-2014 en Nueva era. Comentarios (0)

La Nueva Tierra I

En estos días y época, está teniendo lugar una transición sobre la tierra. Esta esbozándose una nueva conciencia que tarde o temprano tomará forma.
Cómo sucederá exactamente esta transición, qué forma tomará, no está determinado. El futuro siempre es indeterminado. Lo único que es realmente revelado es este momento: El Ahora. Desde lo conocido del Ahora, se abren incontables caminos posibles, una red infinita de futuros posibles.

Basándonos en el pasado, podemos predecir que un futuro particular es más probable que otro, pero la elección es siempre de ustedes.¡Son ustedes quienes deciden si permiten que el pasado determine su futuro! Las predicciones siempre están basadas en probabilidades. Las probabilidades están relacionadas con el pasado. En el poder que tienen como un humano está la posibilidad de quebrar con el pasado, para establecer un curso diferente. Ustedes están dotados de libre albedrío. Ustedes tienen el poder de cambiar, de recrearse a ustedes mismos. En este poder yace su divinidad. Es el poder de crear de la nada. Este poder divino pertenece a la verdadera esencia de quienes son ustedes.

Hablando de estos días y épocas como una etapa de transición, nunca olviden que ustedes son los maestros de su propia realidad. No existe tal cosa de Plan predestinado o un Poder Cósmico, el cual rige su camino de alma individual, o su poder individual para crear su propia realidad. No funciona de esa manera. Cada alma sobre la tierra experimentará esta transición del modo establecido por sus predisposiciones internas. Hay muchas realidades. La realidad que ustedes elijan va a responder a sus necesidades interiores y deseos.

Lo que hace a este tiempo (1950-2070 aproximadamente) especial, es que hay dos tipos de ciclos diferentes de conciencia llegando a un fin: un ciclo personal (o: una serie de ciclos personales) y unciclo planetario. 
La terminación de estos ciclos coincide, por lo tanto uno refuerza al otro.

Por parte de la humanidad, la terminación de su ciclo personal de vidas terrestre esta cerca. La mayoría de las almas involucradas en esta consumación son Trabajadores de la Luz. Hablaremos con más detalles acerca de este grupo de almas trabajadoras de la luz. (Ver Trabajadores de la Luz I, II y III).

Aquí, nos gustaría explicar la naturaleza de este ciclo personal: qué significa ir a través de él y cuál es el objetivo de vivir todas estas – bastante complicadas - vidas sobre le Tierra. 

El ciclo kármico personal

Las vidas terrestres que ustedes experimentan forman parte de un ciclo mayor de sus almas.  Este ciclo fue diseñado para permitirles a ustedes experimentar completamente la dualidad. Ustedes - dentro de este ciclo –  han experimentado cómo es ser masculino, ser femenino, estar saludable  y enfermo, ser rico o pobre, ser ‘bueno’ y ‘malo’. En algunas vidas, ustedes han estado intensamente involucrados con el mundo material, siendo un granjero, un trabajador o un artesano.
Ha habido más vidas orientadas espiritualmente, en las cuales ustedes portaron una fuerte conciencia de sus orígenes espirituales. En aquellas vidas ustedes se vieron atraídos por vocaciones religiosas. También ha habido vidas en las cuales ustedes exploraron el mundano dominio del poder, de políticas, etc. Puede haber habido vidas dedicadas a su expresión artística.

Frecuentemente, las almas tienden a especializarse en algo en el curso de todas estas vidas. Esto puede ser claramente reconocido en personas que poseen un don natural en un área determinada. Parecería que ellos tuvieran un potencial ahí, incluso desde niños, el cual solo necesita ser tocado en el momento oportuno y entonces éste se desarrolla fácilmente.

Las almas de los Trabajadores de la Luz muy frecuentemente son atraídas hacia vidas religiosas, y han vivido numerosas vidas como monjes, monjas, sacerdotes, chamanes, brujas, psíquicos, etc. Ellos estuvieron inclinados a ser intermediarios entre el mundo material, físico y los reinos espirituales. Y por lo tanto ellos desarrollaron una ‘habilidad’ en estos campos. Cuando ustedes sienten este llamado, este fuerte impulso a involucrarse con la espiritualidad, incluso si éste no se adapta a su vida diaria normal, ustedes bien podrían ser parte de esta familia de Trabajadores de la Luz.

Vivir en la Tierra les provee a ustedes una oportunidad de experimentar completamente cómo es ser un humano. Ahora, ustedes podrían preguntar: ¿qué tiene de tan especial ser un humano? La experiencia humana es tanto diversa como intensa. Cuando ustedes viven una vida humana, están temporalmente inmersos dentro de un abrumador campo de sensaciones físicas, pensamientos y sentimientos.
Debido a la dualidad inherente en este campo, hay gran contraste e intensidad en sus experiencias. Mucho más grandes que cuando ustedes están en los planos astrales, como ustedes lo llaman. (Estos son los planos a los cuales ustedes entran después de que mueren y donde están entre vidas) Debe ser difícil de imaginar para ustedes, pero a muchas entidades en nuestro lado les encantaría estar en sus zapatos. A ellos les encantaría ser humano, ganar experiencia humana. La experiencia humana tiene una clase de realidad en ella, la cual tiene un incalculable valor para ellos. Aunque ellos pueden crear incontables realidades por el poder de su imaginación, esto les da menos satisfacción que la creación de una realidad ‘real’ en la tierra.

Sobre la tierra, el proceso de creación es a menudo una lucha. Ustedes típicamente encuentran una suerte de resistencia en hacer realidad sus sueños. El tipo de creación mental en el mundo astral es mucho más fácil. No hay tiempo de retraso entre el pensamiento de algo y la verdadera creación del mismo. Además, ustedes pueden crear cualquier realidad que quieran o en la que puedan pensar. No hay límites. En el momento que ustedes imaginan un jardín encantador, está ahí para que ustedes entren.
Dar nacimiento a una idea en la tierra,  hacerla realidad en el mundo material, es un gran esfuerzo. Demanda una fuerte intención, perseverancia, claridad mental y un corazón confiado. En la tierra, ustedes tienen que tratar con la lentitud y tenacidad del mundo material. Ustedes tienen que lidiar con sus propios impulsos contradictorios, con las dudas, con la desesperación, con la falta de conocimiento, con la falta de confianza, etc.
El proceso de creación puede ser obstruido o incluso fallar a causa de cualquiera de estos elementos. Pese a todo, estos problemas potenciales, incluso las fallas, son las verdaderas razones que hacen tan valiosa la experiencia de vida terrestre. En este proceso, los desafíos que encuentran son sus más grandes maestros. Le dan a la experiencia terrestre una profundidad tal que la hace mucho más honda y amplia que el fácil proceso de creación en los planos astrales. Esta facilidad engendra insignificancia. (Volveremos sobre este tema más abajo). Las entidades astrales que todavía no han experimentado vidas sobre la Tierra saben y entienden esto.

Ustedes con frecuencia se desalientan e incluso se desesperan por la no condescendiente naturaleza de su realidad. Muy a menudo, la realidad no responde a sus deseos y esperanzas. Muy frecuentemente, sus intenciones creativas parecen finalizar en dolor y desilusión. Sin embargo, ustedes hallarán la llave de la paz y la felicidad en algún punto. Ustedes hallarán aquella llave dentro de su propio corazón. Y cuando lo hagan, la alegría que les sobrevendrá no será igualada por nada creado en los planos astrales. Será el nacimiento de su maestría, su divinidad. El éxtasis que experimentarán cuando despierte su divinidad les proveerá el poder de sanarse a ustedes mismos. Este amor divino les ayudará a recuperarse de las heridas profundas que han sufrido a través de sus vidas en la tierra.
Después de esto, serán capaces de ayudar a curar a otros que hayan atravesado las mismas pruebas y penas.
Ustedes reconocerán su dolor. Lo verán en sus ojos. Y serán capaces de guiarlos en su camino hacia la divinidad.

El propósito de ir a través de la dualidad

Por favor no subestimen el significado de sus vidas en la tierra. Ustedes pertenecen a la más creativa, avanzada y valiente parte de Dios (Todo lo Que Es). Ustedes son exploradores de lo desconocido y creadores de lo nuevo. Sus exploraciones a través del reino de la dualidad han servido a un propósito que está más allá de su imaginación. Es difícil explicarles el profundo significado de sus viajes, pero queremos decirles que ustedes han creado un nuevo tipo de conciencia, una que no existía previamente.
Esta conciencia primeramente fue desplegada por Cristo, cuando caminó en la tierra. Esta conciencia, que llamaremos la conciencia Crística, resulta de una alquimia espiritual. 
Alquimia física es el arte de transformar plomo en oro. Alquimia espiritual es el arte de transformar energía oscura en  “la tercer energía”, el oro espiritual presente en la energía Crística.
Por favor entiendan que no estamos diciendo que el propósito es transformar oscuridad en luz, o malo en bueno. Oscuridad y Luz, malo y bueno son opuestos naturales;  ellos existen gracias al otro.
La alquimia espiritual introduce una ‘tercer energía’, un tipo de conciencia que abarca ambas polaridades a través de energías de amor y comprensión. El verdadero propósito de su viaje no es hacer que la Luz conquiste a la Oscuridad, sino ir más allá de estos opuestos y crear un nuevo tipo de conciencia, la cual pueda mantener la unidad tanto ante la presencia de luz como ante la presencia de oscuridad.

Explicaremos este punto bastante difícil por medio de una metáfora.
Imaginen que ustedes son buceadores de mar profundo en busca de una perla. Una y otra vez ustedes se zambullen en el océano para hallar esta particular perla, de la cual todo el mundo habla pero que nadie realmente ha visto. Se rumorea que incluso Dios, el Principal Buceador, nunca ha tocado la perla.

Zambullirse en el océano está lleno de peligros, ya que pueden perderse o ir a las profundidades y suspender su respiración. Aún así, ustedes persisten y se sumergen en este océano una y otra vez, porque ustedes están resueltos e inspirados. ¿Están ustedes dementes? 
No, ustedes son exploradores de lo nuevo. 
El secreto es: en el proceso de hallar la perla, ustedes la estáncreando.
La perla es el oro espiritual de la conciencia Crística. La perla son ustedes, transformados por la experiencia de la dualidad. 
Lo que tenemos aquí, es una verdadera paradoja: al explorar lo Nuevo, ustedes lo están creando. Ustedes han pasado a ser la perla de la creación de Dios.

Dios no tiene otro modo de hacer esto, porque lo que ustedes van a hallar, aún no existe: tiene que ser creado por ustedes. ¿Por qué estaría Dios tan interesado en crear algo nuevo? Permítanos exponer esto de la manera más simple posible.
Primero, Dios es enteramente BUENO. Hubo bondad en cada lugar y todo alrededor. En realidad, porque no había nada más,  las cosas eran estáticas. Su creación carecía de vitalidad, carecía de la posibilidad de crecimiento y expansión. Podrían decir que estaba atascada.
Para crear cambio, para crear una oportunidad de movimiento y expansión, Dios tuvo que introducir un Elemento en su creación que fuese diferente de la Bondad que lo impregnaba todo. Esto fue muy difícil para Dios, ya que ¿cómo pueden ustedes crear algo que no son ustedes? ¿Cómo puede la Bondad crear Maldad? No puede. Por lo tanto, Dios tuvo que salir con un truco, por así decirlo. Este truco se llama IGNORANCIA.
Ignorancia es el elemento que se opone a la Bondad. Crea la ilusión de estar afuera de la Bondad, o estar separado de Dios. “No saber quiénes son ustedes” es el incentivo detrás del cambio, crecimiento y expansión en su universo. Ignorancia alimenta al miedo, el miedo alimenta la necesidad de control; la necesidad de control alimenta la lucha por el poder: y así ustedes tienen todas las condiciones para  que el “Mal” prospere.
Se ha establecido el escenario para la batalla entre el Bien y el Mal.

Dios necesitó la dinámica de los opuestos para ‘desatascar’ su creación. Debe ser muy difícil para ustedes el poder comprender, en vista de todo el sufrimiento causado por la ignorancia y el miedo, pero Dios puso gran valor en estas energías, ya que ellas le proveyeron de un modo de ir más allá de El /Ella misma.

Dios les pidió a ustedes, aquellos que pertenecen a su más creativa, avanzada y valiente parte de Ella misma, que tomaran el velo de la Ignorancia. Con motivo de experimentar la dinámica de los opuestos tan completamente como fuese posible, ustedes fueron temporalmente empapados en olvido acerca de su verdadera naturaleza. Ustedes consintieron en dar este salto a la ignorancia, pero este hecho también fue cubierto por el velo del olvido. Por lo tanto ahora ustedes frecuentemente maldicen a Dios por estar en la situación en la que están: las penas, la ignorancia – y nosotros lo entendemos.  En esencia, ustedes son Dios, Dios es ustedes.

A pesar de todos los problemas y pesares, en lo profundo de ustedes aún existe una clase de maravilla y excitación a cerca de vivir en la dualidad, en cuanto a experimentar y crear lo Nuevo. Esto es la excitación original de Dios, la razón por la que él comenzó este viaje a través de Ustedes en primer lugar.

Cuando ustedes comenzaron su viaje, se enfrentaron al Mal (miedo, ignorancia) con solo una vaga memoria del Bien (Hogar) en sus mentes. Ustedes comenzaron a batallar contra el miedo y la ignorancia, mientras añoraban el Hogar. Sin embargo, ustedes no retornarán al Hogar en el sentido de regresar a un estado en su pasado. Ya que la creación ha cambiado a causa de sus viajes.
Al final de su viaje sucederá que ustedes han expandido la bondad y la maldad, la luz y la oscuridad.
Ustedes habrán creado una tercer energía, la energía Crística, la cual abarca y trasciende a ambos. Ustedes habrán expandido la creación de Dios. Ustedes serán la Nueva Creación de Dios. Dios habrá llegado más allá de Él/Ella misma cuando la conciencia Crística haya nacido completamente sobre la tierra.
La conciencia Crística no existía antes de la “experiencia humana”. La conciencia Crística es la conciencia de alguien que ha ido a través de la multifacética experiencia de la dualidad, ha llegado a término con ella, y emerge ‘del otro lado’. Él llegará a ser el habitante de la Nueva Tierra. Éste dejará ir a la dualidad. Él habrá reconocido y abrazado su propia divinidad. Él llegará a ser uno con su Ser divino. Pero su Ser divino será diferente que antes. Será más profundo y más rico que la conciencia de la que él nació. O uno podría decir: Dios se habrá enriquecido a Él/Ella misma yendo a través de la experiencia de la dualidad.

Esta historia está simplificada y distorsionada, como algo que diríamos es distorsionado por la ilusión del tiempo y la separación. Esta ilusión ha servido a un valioso propósito. Pero ha llegado el tiempo de ir más allá de ellos. Por favor traten de sentir la energía detrás de nuestras palabras, historias y metáforas.
Esta energía es en esencia ustedes mismos. Es la energía de sus futuros seres crísticos la cual está hablando a través mío, Jeshua. Estamos esperándolos para que se unan a nosotros.

Cómo superar la dualidad (la culminación del ciclo kármico)

Sus ciclos terrestres de vida finalizan cuando el juego de la dualidad ya no se sostiene en ustedes. Es esencial para el Juego dualístico que ustedes se identifiquen con una posición particular en el campo de juego de las polaridades. Ustedes se identifican a ustedes mismos con ser pobre o rico, famoso o humilde,  hombre o esposa, héroe o villano. En realidad no importa mucho qué parte ustedes están jugando. Mientras ustedes se sientan uno con el actor de la escena, la dualidad aún tendrá fuerte asidero en ustedes.
Esto no está mal por supuesto. En cierto sentido se pensó que fuese de esa manera. Se quiso que ustedes olviden su  verdadero ser. Para experimentar todos los aspectos de la dualidad, se tuvo la intención de que ustedes redujeran su conciencia a un papel particular en el Drama de la vida en la tierra.
Y ustedes jugaron bien. Ustedes quedaron tan atrapados en sus roles que olvidaron completamente la aspiración y el propósito de empezar a ir a través de este ciclo de vidas. Ustedes se olvidaron tanto de ustedes mismos que tomaron los juegos y dramas de la dualidad como la única realidad existente. Al final, esto los vuelve muy solitarios y llenos de miedo. No es sorprendente, ya que el verdadero juego de la dualidad, como se apuntó en la sección anterior, está basado en elementos de ignorancia y miedo.

Para comprender los trabajos de la dualidad en su vida diaria, nos gustaría mencionar algunos rasgos típicos del juego de la dualidad.

Características del Juego de la Dualidad

1)

Sus vidas emocionales son esencialmente inestables.
No está presente un ancla emocional, ya que ustedes siempre están en la posición de “arriba” o “abajo” de un modo particular. Ustedes son iracundos o indulgentes, intolerantes o generosos, depresivos o entusiastas, felices o tristes. Sus emociones fluctúan permanentemente entre los extremos. Ustedes creen tener solo un limitado control sobre éstas fluctuaciones.

2)

Están intensamente involucrados con el mundo externo.
Es muy importante para ustedes el modo en que los juzgan las otras personas. Su autoestima depende de lo que el mundo externo (sociedad o sus seres queridos) les reflejan a cerca de quiénes son ustedes. Están tratando de cumplir sus estándares de correcto o incorrecto. Lo están haciendo muy bien.

3)

Tienen marcadas opiniones a cerca de qué es bueno y qué es malo.

El hecho de juzgar les da un sentimiento de seguridad. La vida está tan bien organizada cuando se dividen las acciones, pensamientos o personas dentro de correcto o incorrecto.

Es común a todas estas características que en todo lo que hacen o sienten ustedes realmente no están ahí. Su conciencia reside en las capas externas de su ser, donde es conducida por modelos de pensamiento y comportamiento orientados por el miedo.
Permítanos nuevamente dar un ejemplo. Si ustedes acostumbran estar lindos y agradables todo el tiempo, están exhibiendo un modelo de comportamiento que no nace de su ser interior. En realidad ustedes están suprimiendo señales desde su parte más interna. Están tratando de cumplir con las expectativas de algún otro, con motivo de no perder su amor, admiración o cuidado. Están reaccionando por miedo. Se están limitando a ustedes mismos en sus expresiones. La parte de ustedes que no es expresada vivirá de todos modos su propia vida escondida de sí misma, creando insatisfacción y agotamiento en su ser. Tiene que haber ira e irritación presente en ustedes, de lo  cual nadie es consciente, ¡ni siquiera ustedes!

El modo de salir de este estado de abnegación es establecer contacto con las partes suprimidas y escondidas dentro de ustedes.

Hacer contacto con las partes suprimidas y escondidas dentro de ustedes no es difícil, en el sentido de requerir habilidades particulares o conocimiento para lograrlo. No hagan que el ‘ir hacia dentro’ sea un proceso difícil que otros tengan que enseñarles o hacer por ustedes. Ustedes pueden hacerlo por sí mismos y hallarán las propias maneras de hacerlo. Motivación e intención son mucho más importantes que “habilidades” y “métodos”. Si ustedes realmente intentan conocerse a ustedes mismos, si están decididos a ir profundo adentro y cambiar los pensamientos temerosos y emociones que bloquean sus caminos a una vida completa y feliz,ustedes lo lograrán, a través del método que sea.

Habiendo dicho lo anterior, nos gustaría ofrecer una simple visualización simbólica la cual los puede ayudar a lograr estar en contacto con sus emociones.

Tomen un momento para relajar los músculos en sus hombros y cuello, siéntense derechos y coloquen sus pies planos sobre el piso. Respiren profundo. 
Imagínense a ustedes mismos caminando por un sendero bajo un cielo azul ampliamente abierto. Sienten los sonidos de la naturaleza y sienten el viento a través de su cabello. Están libres y felices. Más adelante en el camino, de pronto ven a varios niños corriendo hacia usted. Se están acercando a usted. ¿Cómo responde su corazón a esta visión? 
Luego los niños están frente a usted. ¿Cuántos hay? ¿Cómo se ven? ¿Son niños, niñas, o ambos? Usted les dice hola a todos. Dígales cuán feliz se siente de verlos. Luego usted se dirige a uno de esos niños en particular. Éste lo está mirando a los ojos. El o Ella tiene un mensaje para usted. Está escrito en los ojos del niño. ¿Puede leerlo? ¿Qué es lo que quiere decirle? Le está entregando una energía que usted necesita justo ahora. Nombre la energía que este niño interior ha venido a traerle, y no la juzgue. Simplemente agradezca a él o a ella, y luego libere la imagen. 
Sientan la tierra firmemente bajo sus pies otra vez y respiren profundamente por un instante. Ustedes en este momento se han conectado con una parte escondida de ustedes mismos. Pueden regresar a esta escena todas las veces que quieran, y tal vez hablar con los otros niños también.

Yendo hacia dentro, y estableciendo contacto con las partes escondidas y suprimidas de ustedes mismos, se están volviendo más presentes. Su conciencia se está elevando sobre los modelos de pensamiento y comportamiento motivados por el miedo, que ustedes han dado por supuesto por tanto tiempo. Están tomando responsabilidad por sí mismo. Se hacen cargo de la pena, enojo y herida interna, como un padre se hace cargo de sus hijos. Describiremos este proceso con mucho más detalle en otro momento. (Ver Trabajadores de la Luz III). 


Características de la dualidad liberada

1)

Escuchan el lenguaje de su alma, la cual les habla a través de sus emociones.

2)

Actúan basándose en este lenguaje y crean los cambios que su alma desea realizar.

3)

Valoran el tiempo en que están completamente solos, ya que sólo en silencio ustedes pueden oír los susurros de su alma.

4)

Cuestionan la autoridad de los modelos de pensamiento o reglas de comportamiento las cuales bloquean la libre expresión de su verdadera inspiración y aspiración.

El punto decisivo en dejar ir la dualidad

Su ciclo de vidas terrestre llega a una conclusión cuando su conciencia es capaz de sostener todas las experiencias de la dualidad en sus manos, mientras permanecen centrados y completamente presentes. En cuanto ustedes se identifiquen con un aspecto de la dualidad más que con otro (con luz como opuesto a la oscuridad, con rico como opuesto a pobre, etc., etc.), su conciencia está en un columpio. El karma no es nada más que el natural armonizador del columpio en el que se encuentra su conciencia. Ustedes liberan sus ataduras al ciclo kármico cuando su conciencia encuentra su punto de anclaje en el centro inmóvil del columpio.

Este centro es el punto de salida del ciclo kármico. Los tonos de sentimientos predominantes en este centro son tranquilidad, compasión y total alegría. Los filósofos griegos tuvieron premoniciones de este estado al cual llamaron ataraxia:imperturbabilidad. 
Juicio y miedo son las energías que más los sacan de este centro. 
A medida que liberen éstas energías más y más, se volverán más serenos y abiertos por dentro. Ustedes realmente entran a otro mundo, a otro plano de conciencia. 
Esto se manifestará en su mundo externo. Frecuentemente será un tiempo de cambio y de decirle adiós a aspectos de su vida que ya no los reflejan más a USTEDES. Grandes cataclismos pueden ocurrir en las áreas de relaciones y trabajo. Muy probablemente, toda su forma de vida se vuelva patas para arriba. Esto sólo es natural, desde nuestra perspectiva, ya que los cambios internos siempre son precursores de cambios en su mundo exterior. Su conciencia crea la realidad material en la cual ustedes habitan. Siempre es de este modo.

La liberación del amarre a la dualidad lleva tiempo. El desenmarañar todas las capas de oscuridad (inconsciencia) es un proceso gradual. Sin embargo, una vez que ustedes emprenden  este camino, el camino hacia el Sí Mismo interior, se distancian lentamente del juego de la dualidad. Cuando prueben el verdadero significado de ‘ataraxia’, habrán llegado al punto decisivo. Cuando hayan sentido el silencio, plenos de alegría por simplemente estar con ustedes mismos, sabrán que esto es lo que han estado buscando por tanto tiempo. Ustedes irán hacia dentro, una y otra vez, para experimentar esta paz interior.
Ustedes no huirán de los placeres mundanos. Pero habrán hallado un ancla de divinidad dentro de ustedes mismos, y experimentarán el mundo y todas sus bellezas desde este estado de dicha.
La dicha nunca se haya en estar con cosas materiales. Ésta reside en el modo en que ustedes las experimentan.
Cuando hay paz y alegría en su corazón, las cosas y personas que encuentren les darán paz y alegría.

En estos días y época, un cierto número de almas están preparándose para bajarse del ciclo kármico. Hablaremos profundamente acerca de éste grupo en las próximas sesiones. (Trabajadores de la Luz I, II, III).
Sin embargo, no es solamente un grupo de almas humanas las que ahora alcanzan el final de un ciclo personal transformativo. La tierra completa en la que ustedes viven está llevando a cabo una profunda y completa transformación. También está llegando a su fin un ciclo planetario.

Esta era es tan especial debido a la coincidencia de estos dos ciclos.


Los pensamientos alteran la física.

Escrito por danielvilalta 20-09-2014 en Nueva era. Comentarios (0)


Según las investigaciones del famoso científico japonés Masuru Emoto, los pensamientos generan energía, y como tal alteran estados físicos como el del arroz de las fotografías de arriba. No solo el pensamiento afecta a las cosas, también el estado de emoción, es energía que nos llega a nosotros y nos contagia situaciones de alegría, tristeza, rabia, enfado, etc. ¿Os ha pasado alguna vez, verdad?
El experimento de Masuru Emoto consistió en exponer agua a la acción de diferentes palabras (amor, odio, alegría, rabia...) y después hacer fotografías a los cristales congelados de esa misma agua . Estas dos fotografías muestran lo que le ocurría al agua expuesta a la palabra odio y a la palabra amor:

Sorprendente, ¿no? Pega a tus botellas o recipientes de agua y otras bebidas y alimentos la palabra de amor. Ya verás la diferencia.